Blog

6 formas de cultivar la curiosidad

  |   Desarrollo personal   |   No hay comentarios

 

 

¿Recordáis algún momento en que hayáis estado tan concentrados haciendo algo que el tiempo os pasó volado sin daros cuenta? ¿Algún momento en el que habéis estado tan concentrados que habéis sentido que todo fluía? El sábado pasado mi hijo de 7 años se pasó toda la mañana dibujando el personaje de San Goku de la serie de dibujos “Bola de dragón”. Después de bastante rato de no sentirle me lo encontré en el comedor con la tablet, mirando un video en Youtube de cómo dibujar manga y, en concreto, a San Goku. Se pasó la mañana entera observando qué pasos tenía que seguir para dibujar a su personaje favorito. Estaba concentrado, atento, sin decir nada, sólo observando y dibujando y cuando hubo acabado lo pintó con esmero. El resultado final fue muy bueno y se sentía orgulloso del trabajo bien hecho ya que tanto esfuerzo le había supuesto. Le felicitamos por el dibujo y por su dedicación y ahora forma parte de la decoración de su habitación.

 

Su curiosidad por el personaje le llevó de forma natural al aprendizaje: quería saber cómo dibujar su personaje favorito y lo consiguió. Y el esfuerzo fue considerable ya que dibujar no es uno de sus intereses más habituales.

 

La curiosidad es el primer paso hacia el aprendizaje. Es un estado mental que nos permite estar muy interesados por algo, tenemos ganas de saber más cosas sobre un tema y este interés facilita el aprendizaje. Cuando somos niños la tenemos en estado permanente, ellos hacen preguntas sin cesar, cuestionan las cosas, quieren comprender, pero con el paso del tiempo la vamos perdiendo, entramos en la rutina, dejamos de hacernos preguntas y en ocasiones el aburrimiento entra en nuestras vidas sin saber muy bien cómo salir de él. La curiosidad es fuente de creatividad, mientras más nos cuestionemos las cosas más respuestas distintas tendremos lo que favorecerá la creación de nuevas ideas.

 

 

¿Y qué beneficios nos aporta la curiosidad? Aquí detallo algunos de ellos:

 

  • Mejora nuestro estado emocional, nuestra vitalidad y da sentido a las cosas que hacemos.
  • Protege nuestro cerebro al estimularlo de forma permanente.
  • Favorece la atención por una actividad, la concentración, procesamos mejor la información y somos más persistentes por saber y experimentar más sobre aquello que nos interesa.
  • Incrementa la creatividad, la generación de nuevas ideas.
  • Nos ayuda a mejorar nuestras relaciones. Si mostramos interés en lo que la gente nos explica, si les preguntamos y les escuchamos y esto lo mantenemos en el tiempo, la gente disfrutará estando con nosotros.
  • Potencia la perseverancia y los hábitos de firmeza ya que queremos saber hasta dónde somos capaces de llegar.

 

 

La curiosidad surge de forma natural pero también podemos estimularla, hacer acciones conscientes para mejorarla. Aquí os detallo algunas recomendaciones para poder hacerlo:

 

  1. Prueba cosas nuevas en tu vida: Inicia un deporte, explora el entorno cercano en el que vives, mira documentales o programas distintos que te interesen, piensa en personajes famosos por los que sientas especial atención e infórmate sobre ellos, lee su biografía, etc.
  2. Cuestiónate las cosas: Fuérzate a hacerte preguntas cuando algún tema se dé por sentado, “haz de abogado del diablo” y seguro que se abrirán nuevas opciones que ni te habías planteado. Ten tus propias ideas.
  3. Rompe tu rutina y tus hábitos diarios: Cambia la rutina de las cosas que haces cuando te levantas, ves al trabajo por un camino distinto del habitual, busca libros o revistas de algo que te resulte interesante, aprovecha los fines de semana para realizar algo distinto, etc.
  4. Evita el aburrimiento: Explora nuevas posibilidades que añadan variedad en tu vida.
  5. Sorprende a alguien cada semana: sorprende a tu pareja, a tus hijos, a tus padres, llama a aquel amigo con el que hace tanto tiempo que no hablas.
  6. Está más presente en tu día a día e intenta que cada día te sorprenda algo. Mira tu entorno con ojo de niño.

 

Cultivar la curiosidad, ponerla en práctica diariamente facilitará que nuestra mente fortalezca su atención y sigamos aprendiendo cosas. Os animo a que empecéis a hacer más de las cosas que os gustan y os interesan y activéis vuestra curiosidad, vuestra emoción y la percepción que le estáis dando más sentido a vuestra vida.

 

No hay comentarios

Escribir un comentario

¡NO TE PIERDAS MIS POSTS!

¡Subscríbete a mi newsletter!

Y recibe la "Guia para conseguir tus objetivos". 
¡SUBSCRIBIRME AHORA!
X